ÍNDICE
Automatización
6
MIN LEER
Agosto 18, 2023
Agosto 18, 2023

Sistemas de control de almacenes (SGA): Guía definitiva

Descubra la función de un sistema de control de almacenes. Conozca la diferencia entre WMS y WCS, explore el poder del software de control de almacenes y cómo AutoStore se integra con WCS.

ÍNDICE

En este artículo, nos adentraremos en el mundo de los sistemas de control de almacenes, explorando sus ventajas para el almacén y la empresa, sus componentes, su implantación y su integración con otros sistemas inteligentes.

¿Qué es un sistema de control de almacenes?

Un sistema de control de almacenes actúa como columna vertebral tecnológica de un almacén, orquestando y sincronizando una miríada de tareas complejas para crear una operación fluida y altamente eficiente. Desde el seguimiento del inventario y la optimización del almacenamiento hasta el enrutamiento de pedidos y la asignación de recursos, el WCS actúa como el centro neurálgico que aúna equipos automatizados, sistemas de gestión de almacenes y análisis de datos en tiempo real.

¿Cuáles son las principales características de un sistema de control de almacenes?

En esencia, un sistema de control de almacenes está diseñado para mejorar tanto la velocidad como la precisión de los procesos de almacén. Al automatizar varias tareas rutinarias, como la reposición de inventario, la preparación de pedidos y la clasificación, el WCS minimiza los errores, reduce los costes de mano de obra y permite a las empresas operar a una escala mucho mayor sin comprometer la eficiencia. Además, WCS ofrece a los jefes de almacén visibilidad en tiempo real de toda la operación, lo que les proporciona información valiosa para optimizar los flujos de trabajo, identificar los cuellos de botella y tomar decisiones basadas en datos.

El objetivo principal de un SGA es maximizar la eficacia operativa gestionando y optimizando el flujo de mercancías. Lo consigue a través de varias funciones clave:

Ejecución de tareas: El sistema de control de almacenes recibe las tareas del sistema de gestión de almacenes (SGA) y las asigna a equipos específicos de manipulación de materiales (MHE) o a puestos de trabajo dentro del almacén. Además, optimiza la asignación de tareas en función de factores como la disponibilidad de los equipos, la proximidad a los productos y el equilibrio de la carga de trabajo.

Control de equipos: El WCS interactúa directamente con los equipos automatizados, emitiendo órdenes para controlar sus movimientos, velocidades y acciones. Garantiza que el equipo adecuado esté en el lugar y el momento adecuados para facilitar el cumplimiento eficiente de los pedidos, la reposición del inventario y otras actividades del almacén.

Supervisión en tiempo real: El WCS supervisa continuamente el estado y el rendimiento del MHE y otros dispositivos conectados, recopilando datos sobre productividad, estado de los equipos y métricas operativas. Esta visibilidad en tiempo real permite el mantenimiento proactivo, la optimización del rendimiento y la gestión de excepciones.

Optimización del flujo de trabajo: Al analizar los datos del almacén y tomar decisiones inteligentes, el WCS puede optimizar los flujos de trabajo, ajustar dinámicamente las prioridades de las tareas y minimizar los tiempos muertos o los atascos. Ayuda a reducir los cuellos de botella, maximizar el rendimiento y lograr mayores niveles de productividad.

Integración y comunicación: Por último, un WCS se integra con diversos sistemas y tecnologías, como el SGA, el software de planificación de recursos empresariales (ERP), los lectores de códigos de barras, los sensores y otro hardware. Facilita la comunicación fluida y el intercambio de datos entre estos sistemas, garantizando un flujo de información preciso y puntual en todo el ecosistema del almacén.

WCS se integra con lectores de códigos de barras, sensores y otro hardware.

‍¿En quése diferencia un WCS de un WMS y cómo funcionan juntos?

Un sistema de control de almacenes (SCM) es una aplicación de software especializada que actúa como núcleo central de inteligencia y coordinación dentro de un almacén o centro de distribución. Actúa como puente entre el sistema de gestión de almacenes (S GA) de nivel superior y los distintos equipos y sistemas automatizados del almacén.

Mientras que el SGA se centra en la gestión de inventarios de alto nivel, el procesamiento de pedidos y la optimización general del almacén, el SCM es responsable del control y la coordinación en tiempo real de los equipos de manipulación de materiales (MHE), como sistemas transportadores, clasificadores, vehículos de guiado automático (AGV), brazos robóticos y otra maquinaria. Interactúa con estos dispositivos para garantizar un movimiento eficaz y sincronizado de las mercancías por todo el almacén.

En resumen, trabajan juntos para racionalizar y optimizar todo el ecosistema del almacén: el SGA se encarga de las tareas de nivel superior y el SGA gestiona la ejecución y el control en tiempo real de las operaciones del almacén.

WCS controla y coordina los equipos de manipulación de materiales, como los sistemas transportadores. Conozca el almacén automatizado PUMAs que dispone de AutoStore con tecnología de transportadores integrada.

Ventajas empresariales de implantar un WCS

A medida que las empresas se enfrentan a una presión cada vez mayor para satisfacer las crecientes demandas de los clientes en la era digital, la adopción de sistemas de control de almacenes se ha convertido en un imperativo estratégico. Aprovechando la potencia de los WCS, las empresas pueden optimizar su cadena de suministro, entregar productos más rápidamente, reducir costes y, en última instancia, ofrecer una experiencia excepcional al cliente.

A continuación, enumeramos algunas de las principales ventajas empresariales de implantar un sistema de control de almacenes:

  • Eficiencia operativa: Mediante la supervisión en tiempo real y la información basada en datos, identifica los cuellos de botella, optimiza los flujos de trabajo y ajusta dinámicamente las prioridades de las tareas. Al proporcionar una visibilidad procesable del rendimiento de los equipos de manipulación de materiales (MHE), la mano de obra y otros recursos, un WCS permite una asignación eficiente de los recursos y minimiza los tiempos muertos. Además, optimiza las rutas para los MHE, reduce la congestión y mejora la eficiencia operativa general.
  • Visibilidad en tiempo real: Una de las principales ventajas de un sistema de control de almacenes es su capacidad para optimizar la gestión del inventario. Al ofrecer visibilidad en tiempo real de los niveles de inventario, las ubicaciones y los patrones de demanda, un WCS permite una previsión precisa de la demanda y una rotación eficaz de las existencias. Esto ayuda a las empresas a mantener niveles óptimos de inventario, minimizar los costes de transporte y evitar situaciones de falta o exceso de existencias.
  • Mayor precisión: Reduce los errores en la realización de pedidos, mejorando la satisfacción del cliente.
  • Utilización óptima de los recursos: WCS maximiza la eficiencia de la mano de obra, los equipos y el espacio. Automatiza las tareas rutinarias, asigna trabajo a los empleados del almacén y proporciona orientación en función de las demandas en tiempo real y los conjuntos de habilidades. Esto permite a los jefes de almacén tomar decisiones basadas en datos, supervisar el rendimiento de los empleados y asignar los recursos de forma más eficiente.
  • Cumplimiento optimizado de los pedidos: WCS agiliza los procesos de picking, clasificación y embalaje. El sistema optimiza continuamente la asignación de tareas, el enrutamiento y la priorización en función de los datos en tiempo real, la disponibilidad de los equipos y el equilibrio de la carga de trabajo. Esto se traduce en un procesamiento más rápido de los pedidos, una mayor satisfacción del cliente y un aumento de las ventas.
  • Escalabilidad y flexibilidad: Se adapta a las necesidades cambiantes de la empresa y da cabida al crecimiento.
  • Integración perfecta: Se integra con otros sistemas para facilitar el flujo de datos y la coordinación.
  • Información basada en datos: Analiza los datos en tiempo real para tomar decisiones informadas y optimizar.

Al aprovechar el WCS, las empresas pueden obtener una ventaja competitiva en el dinámico y acelerado panorama actual de la cadena de suministro. La mejora de la eficiencia asociada al WCS contribuye en última instancia al ahorro de costes y al crecimiento de los ingresos, y permite a las empresas maximizar el rendimiento de sus operaciones de almacén.

¿Cómo interactúa un WCS con otros sistemas y equipos automatizados?

Un WCS interactúa con diversos sistemas y equipos automatizados, como transportadores, clasificadores o sistemas de picking robotizados, mediante una integración y comunicación perfectas. El WCS actúa como eje central que conecta con estos sistemas automatizados para facilitar una coordinación y un control eficaces.

A través de protocolos e interfaces de comunicación normalizados, el WCS establece un intercambio de datos bidireccional con los equipos automatizados. Recibe información de datos en tiempo real de los sistemas, como el estado, la disponibilidad y las capacidades de los equipos, lo que permite al WCS tomar decisiones informadas y optimizar las tareas en consecuencia.

Del mismo modo, el WCS envía órdenes e instrucciones a los sistemas automatizados para dirigir sus movimientos, velocidades y acciones. Proporciona asignaciones de tareas, información de rutas e instrucciones de priorización para garantizar un flujo de materiales eficiente y operaciones sincronizadas.‍

Aprendizaje automático (ML) e inteligencia artificial (AI)‍

En la era de las nuevas tecnologías, las soluciones modernas de sistemas de control de almacenes suelen incorporar tecnologías avanzadas como el aprendizaje automático (ML), la inteligencia artificial (IA) y el análisis predictivo. Estas capacidades permiten al WCS aprender de los datos históricos, tomar decisiones inteligentes y optimizar las operaciones basándose en modelos predictivos. El resultado es una mayor eficiencia, una mejor asignación de recursos y una mejor toma de decisiones para los gestores de almacenes.

¿Cómo se integra el hardware AutoStore con WCS?

En esta sección, exploraremos los entresijos técnicos de la integración de AutoStore con un sistema de control de almacenes (WCS), arrojando luz sobre cómo estos dos componentes funcionan a la perfección juntos para optimizar las operaciones de su almacén. AutoStore ofrece dos métodos de integración para facilitar esta integración: una API basada en lenguaje de marcado extensible (XML) a través de solicitudes HTTP POST y una interfaz de streaming a través de un servidor TCP/IP con valores separados por comas (CSV) conocido como el editor de registros.

Con estos métodos que se describen a continuación, AutoStore puede integrarse con cualquier tipo de WCS del mercado.

Interfaz XML para el control del sistema

AutoStoreLa integración de WCS comienza con la interfaz XML, que proporciona un control preciso sobre el sistema AutoStore . Dentro de esta interfaz técnica, existen dos niveles principales:

  • ‍Interfaz de tareas
  • Interfaz de la papelera

Interfaz de tareas

Al integrarse con la interfaz de tareas AutoStore , el WCS optimiza las tareas de picking. Para ello, organiza las listas de picking en grupos de tareas, en los que cada grupo representa un conjunto de inventarios Contenedores que deben recogerse juntos. Si, por ejemplo, se necesitan tres inventarios diferentes Contenedores para satisfacer un pedido, el sistema lo organiza en un grupo de tareas.

Los grupos de tareas pueden organizarse y agruparse en función de las prioridades, los requisitos de manipulación y/o las propiedades del envío (por ejemplo, todos los productos que deben recogerse deben enviarse al mismo código postal). La secuenciación y la agrupación dentro de los grupos de tareas vienen determinadas por las propiedades de las tareas.

En los Puertos (Estaciones de Trabajo), donde los artículos están siendo recogidos por un trabajador humano del almacén, el softwareAutoStore toma el relevo y gestiona los grupos de tareas creados por el WCS. Para optimizar el rendimiento, AutoStore suele gestionar el flujo de Contenedores basándose en las prioridades de los grupos de tareas creados por el WCS. Sin embargo, para mejorar la eficiencia, el sistema puede seleccionar ocasionalmente tareas de menor prioridad cuando Contenedores de mayor prioridad no está disponible o está bloqueado por otros trabajos, asegurando que no haya tiempos de espera en los Puertos (Estaciones de Trabajo).

Trabajador de almacén en una estación de trabajo AutoStore rojo, con una sudadera con capucha roja, recogiendo artículos de un inventario Bin que es administrado por el software AutoStore
En los Puertos, el software AutoStore gestiona el flujo de Contenedores para optimizar el rendimiento. Para optimizarlo todo, tiene en cuenta los grupos de tareas creados por el WCS, pero también otras variables del funcionamiento global del almacén.

‍Interfaz Bin

‍Alintegrarse con la interfaz AutoStore Bin, el WCS puede gestionar dos colas esenciales:‍

  • Cola de preparación: La cola del inventario Contenedores que requiere accesibilidad inmediata.‍
  • Cola de Puertos: La cola de inventario Contenedores que deben entregarse a Puertos específicos (Estaciones de Trabajo).

Para garantizar la fluidez de las operaciones, el WCS debe agrupar eficazmente Contenedores y resolver los conflictos que puedan surgir cuando varios Puertos (Estaciones de Trabajo) solicitan la misma Ubicación. Este proceso de toma de decisiones tiene en cuenta la ubicación física de los Contenedores y su estado de preparación, todo ello con el objetivo de lograr el máximo rendimiento dentro del almacén.

En esencia, AutoStore se encarga del flujo de Contenedores a través de la Interfaz de Tareas, mientras que el WCS decide el flujo de Contenedores a través de la Interfaz de Contenedores.

Interfaz del editor de registros para la supervisión

Para obtener información técnica en tiempo real sobre el rendimiento de su sistema AutoStore , AutoStore captura todas las acciones de su sistema mediante el registro AutoStore Log, accesible a través de la interfaz Log Publisher. Esta interfaz está dirigida a módulos externos, incluido su sistema de control de almacenes (WCS), lo que permite una supervisión en profundidad del flujo de eventos.

El Log Publisher Interface funciona como un servidor TCP/IP, entregando el flujo de eventos a los clientes que se conectan a un puerto especificado (estación de trabajo). Este flujo se compone de caracteres legibles por el ser humano, convenientemente visualizables utilizando un cliente telnet estándar. Cada evento del flujo contiene una etiqueta de identificación y parámetros opcionales, separados por comas y terminados por una nueva línea (CRLF).

Cuando un cliente establece una conexión a través de la interfaz Log Publisher, recibe segmentos de eventos que proporcionan una instantánea técnica del estado actual del sistema AutoStore . Esta transmisión inicial de datos garantiza que su WCS tenga un conocimiento exhaustivo del intrincado estado técnico del sistema.

Mediante la integración del hardware AutoStore con WCS a través de estas potentes interfaces técnicas, las operaciones de su almacén pueden alcanzar un nuevo nivel de eficiencia y precisión, mejorando su productividad global.

Resumen

En resumen, un sistema de control de almacenes (WCS) es una potente solución que optimiza las operaciones de almacén, aumenta la eficiencia y mejora el rendimiento general. Al proporcionar visibilidad en tiempo real, agilizar los flujos de trabajo y optimizar la utilización de los recursos, un WCS permite a las empresas lograr una gestión precisa del inventario, un cumplimiento eficiente de los pedidos y un control perfecto de los sistemas automatizados. Con su capacidad para impulsar el ahorro de costes, aumentar la productividad y mejorar la satisfacción del cliente, un WCS es una herramienta vital para los almacenes modernos que pretenden seguir siendo competitivos y alcanzar la excelencia operativa en el dinámico panorama de la cadena de suministro.

______________________________________________________________________


Preguntas frecuentes

¿Qué hace un sistema de control de almacenes?

Un sistema de control de almacenes optimiza las operaciones del almacén, coordina las tareas y controla los equipos de manipulación de materiales para mejorar la eficacia y la productividad.

¿Cuál es la diferencia entre WMS y WCS?

Un sistema de gestión de almacenes (SGA) se centra en la gestión de inventarios, el procesamiento de pedidos y la optimización general del almacén. Un sistema de control de almacenes (WCS) se especializa en el control y la coordinación en tiempo real de los equipos de manipulación de materiales (MHE) y los sistemas automatizados del almacén.

¿Cuál es la diferencia entre WCS y WES?

Un sistema de control de almacenes (WCS) se centra en el control y la coordinación de los equipos de manipulación de materiales dentro de un almacén. Un sistema de ejecución de almacenes (WES) es un sistema más amplio que engloba las funciones del WCS y gestiona tareas, mano de obra y flujos de trabajo en todo el almacén. Especialmente con el incesante crecimiento del comercio electrónico, la necesidad de una gestión eficiente del inventario y del cumplimiento de los pedidos se ha convertido en algo primordial. Aquí es donde entra en juego el software de control de almacenes (WCS), que revoluciona el funcionamiento de los almacenes y ayuda a las empresas a alcanzar niveles inigualables de productividad y satisfacción del cliente.

¿Tiene AutoStore un WCS?

AutoStore pueden integrarse con el software WCS. El software WCS suele ser suministrado por los socios deAutoStore .

¿Con qué tipos de WCS puede integrarse AutoStore ?

AutoStore puede integrarse con todas las soluciones WCS disponibles en el mercado.

¿Quiere saber más sobre este tema?

Habla con tu experto local.
Hablemos
Hablemos

¿Quiere saber más sobre este tema?

Habla con tu experto local.
Hablemos
Hablemos
EL AUTOR

TAGS
Categoría
Categoría
Categoría
Categoría

Obtenga su copia gratuita